GreenToys: ¿Cómo lo hacen?

Sabéis que no tenemos cualquier tipo de juguetes, sino que hemos hecho una cuidada selección de los que más nos han gustado, hemos tocado, probado y nos han convencido. Los que tienen una bonita historia detrás, son los que nos llaman la atención. Nos gustan especialmente los juguetes responsables. Hoy queremos explicaros por qué hemos elegido los juguetes de GreenToys, y por qué los ponemos a vuestra disposición. ¿Sabéis cómo lo hacen?

Seguridad de sus productos

Todos los productos de este fabricante son probados por laboratorios independientes, de empresas reconocidas nacionalmente en USA. De esta forma, certifican que sus productos no contienen ni ftalatos, ni Bisfenol A (BPA). Se diseñan específicamente sin recubrimientos pintados, para eliminar el problema de las pinturas con plomo.

Todos sus productos han pasado un buen número de exigentes pruebas, incluyendo:

  • Norma internacional EN71, y ISO 8124
  • CPSIA (Consumer Safety Improvement Act)
  • Autorización de la FDA para productos en contacto con alimentos
  • ASTM F963 (Consumer Products Safety Standard Specification)
  • Proposición 65 (ley californiana que regula el uso de plomo y cadmio en productos de consumo)

Ideas simples

El principal ingrediente que se utiliza en la creación de estos juguetes son las botellas de leche recicladas. Sí, exactamente las mismas botellas de leche que usáis vosotros todos los días. Cuando se termina la botella y la depositas en el contenedor amarillo, éstas son separadas de otros tipos de plástico, recogidas y procesadas por una compañía de reciclaje. El siguiente paso es reprocesar estas botellas y convertirlas en plástico súper limpio y fresco. Para los frikis de los plásticos, os diremos que este material plástico se llama Polietileno de alta densidad, o HDPE. Este material está considerado como uno de los plásticos más limpios y seguros que existen hoy en día.

Embalaje amigable con el medio ambiente

La misión de proteger el medio ambiente, se extiende hasta el empaquetado que utilizan. Se realizan estudios para minimizar el uso de embalajes tanto como sea posible. Todos sus productos  están embalados en cajas de cartón coarrugado, sin plásticos, celofán o alambres, y son 100% reciclable. Se utilizan tintas no tóxicas para la impresión de los textos en los embalajes. De esta forma no sólo son amigables con el medio ambiente, sino que también son fáciles de abrir para esas pequeñas manos, deseosas de empezar a usar el juguete que contienen.

Reducción de huella de carbono

GreenToys es una empresa de los Estados Unidos de América, y está basada en California. La recogida de las botellas de leche, que sirven como materia prima de sus juguetes, se realiza únicamente dentro del mismo estado, precisamente para reducir la huella de carbono en la producción de estos fantásticos juguetes.

 

Resultados:

De media, cada medio kilo de plástico reciclado utilizado en estos juguetes, ahorran una energía equivalente a:

  • 3000 pilas tamaño AAA, o
  • La energía consumida por un televisor durante 3 semanas seguidas, o
  • La cantidad de electricidad necesaria para que un ordenador portátil esté encendido durante un mes.

Claramente, estos productos no son solamente juguetes responsables, sino que tienen un excelente diseño, y están hechos para jugar.

Para muestra, un botón: No tenéis más que ver el aeroplano de cerca, para querer tenerlo en vuestras manos lo antes posible. Y si el aeroplano no os convence, podéis echar un ojo al juego cubo con rastrillo y pala de playa Juego En La Arena.  Ahora que sabéis cómo lo hacen, ¿podríais decir lo mismo de los juguetes de las tiendas de barrio regentadas por asiáticos?

Comparte y disfruta

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • Email
  • Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *