Ya están aqui las mascotas de piedra

Te gustaría tener una mascota pero te dan alergia los animales?, ¿no tienes tiempo para sacar a tu mascota a pasear? ¿Tus vecinos te miran mal porque tu perro se pasó la noche ladrando?

Olvida todos esos problemas y acoge en tu casa a la mejor mascota que alguien pueda tener: Os presentamos las Mascotas de Piedra:

Mascota piedra

Tener una mascota conlleva una gran responsabilidad, por eso os dejamos una guía de su cuidado y entrenamiento:

Cuidado y entrenamiento de tu mascota piedra

¡ENHORABUENA!, Ahora eres el propietario de una mascota piedra.

Tu mascota piedra y tú.

Tu mascota piedra será tu fiel amiga y devota compañera por muchos años. Las piedras tienen una vida muy longeva, así que no os tendréis que separar (al menos, no por su parte). Una vez que superes la fase de entrenamiento, tu piedra madurará hacia una mascota leal, obediente y cariñosa con un sólo propósito en su vida: estar a tu lado cuando tu quieras, o lejos de tí cuando ya no quieras.

Una mascota piedra es perfecta para las personas que odian, son alérgicos, o simplemente no les está permitido tener animales. Teniendo una mascota piedra, nunca tendrás problemas por no llevar bozal o correa ni tendrás que limpiar ningún desastre maloliente. Tu mascota nunca despertará a tus vecinos a las 3 de la mañana. Las mascotas piedra son bienvenidas en todos los sitios.

Entrenamiento inicial

Nadie en absoluto quiere una piedra arisca que no sabe comportarse. Por lo tanto, es muy importante que empieces con su entrenamiento de forma inmediata. Tu mascota piedra necesita saber quien es el jefe aquí y que hay ciertos comportamientos y maneras que debe cumplir para que los dos disfrutéis de una relación sana y feliz.

Limita tus sesiones de entrenamiento a 15 minutos, dos veces al día. No se recomienda una sola sesión de media hora, ya que las mascotas piedra tienen muy poco tiempo de atención. Recuerda: una piedra aburrida no es una piedra feliz.

La primera sección de este manual de entrenamiento cubrirá los comandos de obediencia simple: VEN, QUIETA, SENTADA, etc.. Los trucos de ENTRETENIMIENTO serán cubiertos en la segunda parte de este manual.

No es necesario ningún equipamiento especial para entrenar a tu mascota. Sorprendentemente, una piedra es una de las mascotas que responde correctamente al entrenamiento sin necesidad de correas ni collares.

Lo primero es seleccionar un lugar especial de entrenamiento. Utiliza siempre el mismo sitio para todas las sesiones, hasta que la piedra muestre signos de progreso.

SECCIÓN I

Obediencia Simple.

Ven

Es esencial que tu mascota piedra aprenda este comando. Una piedra que no viene cuando se la llama, es una fuente interminable de bochorno y vergüenza para su dueño.

Asumimos que ya le has dado un nombre a tu mascota piedra. Si todavía no lo has hecho, por favor ponle un nombre antes de continuar con el entrenamiento de obediencia.

Para enseñarle la orden VEN, pon a tu piedra en el suelo y da un par de pasos hacia atrás. A continuación, agáchate un poco, pon los brazos sobre tus rodillas con las manos abiertas y las palmas hacia arriba. Mira a tu piedra. Ahora con firmeza y autoridad, di: VEN PANCHO(Si no le has llamado Pancho a tu piedra quizá querrás decirle otra cosa). Repite la orden, VEN PANCHO.

Asumiendo que tu piedra es normal, muy probablemente no responda todavía.

Empieza de nuevo.

Inclínate sobre tu piedra, da palmas, y sonríe mientras que dices: VEN PANCHO, VAMOS CHICO, VENGA, VEN, y cosas así. Muy importante, ahora empieza a andar muy despacio hacia tu piedra. Increíblemente, según vas andando hacia tu piedra, notarás que realmente tu piedra se va acercando a tí. Esto significa que tu piedra está aprendiendo la orden VEN.

Felicita a tu piedra y dale unas palmaditas de aprobación.

NOTA:

Muchas mascotas piedra tienen tremendas dificultades para aprender la orden VEN. Muchos propietarios se han quejado diciendo que sus piedras eran tontas, estúpidas o sufrían algún retraso por este hecho.

Bueno, esto es sencillamente ridículo. Entrenar a una piedra para que venga cuando se la llama requiere de una paciencia extraordinaria. Es muy raro que una piedra salte a los brazos de su dueño cuando oye la orden por primera vez. Y aunque lleva un tiempo entrenar a una piedra para que venga cuando se la llama, el problema no está en la capacidad de las piedras para aprender órdenes, sino en el hecho de que a las piedras les cuesta muchísimo trabajo aprenderse su nombre.

Así que te rogamos que seas paciente, permanezcas tranquilo y seas amable con tu piedra.

Quieto

La siguiente orden a enseñar a tu mascota es QUIETO. Es muy importante que tu mascota piedra aprenda esta orden ya que es muy desconcertante tener a una piedra yendo de aquí para allá mientras estas haciendo la compra o te están cortando el pelo.

Vuelve a tu lugar de entrenamiento y pon a tu piedra en el suelo. Mira directamente a tu piedra (es muy importante el contacto visual), y dale la orden, QUIETO. Sorprendentemente la mayoría de las piedras no tienen ningún tipo de dificultad en aprender esta orden y responde obedientemente la primera vez que la oyen.

Repite la orden, QUIETO, y lentamente aléjate de tu piedra. Si tu piedra se mueve, y esto es altamente improbable, grita de nuevo la orden mientras gesticulas con los brazos totalmente estirados enseñándole las palmas de las manos. Enseguida tu mascota piedra estará respondiendo a esta orden cada vez que se la digas. Con un poco más de paciencia puedes conseguir que tu piedra obedezca la orden simplemente usando la señal con la mano.

Sentado

Esta orden es sencilla de enseñar a la mascota piedra, ya que las piedras se pasan casi todo el dia sentadas. Sin embargo, no esta de más refrescarles la memoria, ya que tú quieres que tu piedra este sentada cuando tú quieras y no cuando quiera ella.

Pon a tu piedra en el área de entrenamiento y dale la orden: SENTADO. Muchas piedras te intentarán engañar tumbándose, pensando que tu no sabrás la diferencia. ¡Este comportamiento no es aceptable!. Si tu dices SENTADO, tu piedra debe sentarse y eso es todo.

Este es un simple método para asegurarte que su mascota piedra siempre obedece tus órdenes:

Repite la orden: SENTADO, y lentamente aléjate de tu piedra. Ahora, escóndete en otra habitación y, de vez en cuando espía a tu piedra para asegurarte de que no se haya movido. Si se tumba cuando debería estar sentada, entra en la habitación y grítale, PIEDRA MALA, PIEDRA MALA! Tu piedra sabrá que te ha decepcionado y volverá a sentarse. Así aprenderá también quién es el jefe.

Una vez que tu mascota piedra aprenda la orden SENTADO, añade la orden QUIETO. Tu piedra permanecerá sentada hasta nueva orden.

Tumbado

Seria muy cruel dejar a tu piedra sentada para siempre. Por lo tanto es necesario que le enseñes la orden TUMBADO. Después de que tu piedra este sentada durante un tiempo, apreciará la oportunidad de relajarse un poco. Es agradable también cuando tienes invitados en casa tener una mascota piedra que se tumbe discreta y cariñosamente a tus pies.

Enseñar la orden TUMBADO es mas fácil si se usa en conjunción con la orden SENTADO. Después de que tu piedra haya estado en la posición sentado por un tiempo, dale la orden: TUMBADO. Si te ha costado mucho que tu piedra mantenga la posición de sentado, puede que sea más reticente a moverse ahora. Pon tu pie encima de tu piedra y empuja firmemente contra la alfombra. No pasará mucho antes de que tu piedra comprenda lo que quieres que haga ahora. TUMBADO es otra de las ordenes de entrenamiento que la mayoría de las piedras responden con un mínimo de enseñanza. Está en su naturaleza, y aprenden a tumbarse de una forma muy fácil.

Felicita a tu piedra y suavemente dale un abrazo reconfortante.

De pie

Estás un poco confundido si piensas que puedes enseñar a una piedra a ponerse de pie. Las piedras no tienen pies.

Detrás

Es extremadamente inusual ver a piedras paseando por ahí sin compañía. Y hay un buen motivo para ello. La mayoría de los dueños de mascotas piedra han tenido la paciencia y el buen juicio de enseñarles la orden DETRÁS.

Para enseñar a tu mascota la orden DETRÁS, sigue estos sencillos pasos. Primero pon a tu piedra en el suelo justo detrás de ti. Luego dale la orden ¡DETRÁS!, y quédate totalmente quieto. Muy despacio, sin mover los pies gira la cabeza y mira a tu piedra. Te quedarás gratamente sorprendido al ver que tu piedra sigue ahí, donde tu querías que estuviese, justo detrás de ti. Tu mascota piedra ha aprendido la orden.

Felicita a tu piedra.

SECCIÓN II

Trucos de Entretenimiento

Pocas mascotas se muestran más ansiosas por complacer a sus dueños que las mascotas piedra. Es sorprendentemente fácil enseñar a tu mascota unos simpáticos trucos, que os entretendrán a tí y a tus amigos durante horas.

Rueda

Tu piedra mascota aprenderá este truco la primera vez que se lo enseñes. Aunque parezca difícil de creer, es completamente cierto.

El mejor sitio para enseñar a tu piedra a rodar con la orden RUEDA, es la ladera de una montaña. Pon a tu piedra en el suelo en lo alto de la montaña y dale la orden RUEDA. Ahora suelta a la piedra. ¡Es así de simple!

Tu piedra comenzará a rodar colina abajo y no parará hasta que se canse del juego. Las piedras normalmente suelen cansarse de este juego cuando llegan al final de la montaña. Sigue a tu piedra hasta el final de la montaña y felicitarla efusivamente. Esta felicitación le hará muy feliz a tu piedra y le encantará repetir el truco tan pronto como la vuelvas a poner en lo alto de la montaña.

Te cansarás de este truco tú mucho antes que tu piedra.

Muerta

Tu mascota piedra pillará este truco de forma inmediata. Este es uno de los trucos más entretenidos que una mascota piedra puede aprender; un truco que sacará de tu y tus amigos unas sonrisas afectuosas.

Lleva a tu mascota piedra al área de entrenamiento, y cuando tengas su completa atención, dale la orden, MUERTA. Si tu mascota es como la mayoría de las piedras, no se lo tendrás que decir dos veces. Inmediatamente se quedará completamente paralizada como si tuviera un rigor mortis, y permanecerá en esta postura hasta que le des una nueva orden.

A las piedras les gusta mucho este truco, les gusta tanto que hasta cuando tu no estas mirando, ellas lo están practicando en solitario. No es difícil entrar en una habitación y encontrarse a una mascota piedra haciéndose la muerta.

Dar la mano

No seas ridículo. No puedes enseñarle a una piedra a que dé la mano.

Hacer la rana

Las mascotas piedra les encanta el agua, pero, como todo el mundo sabe son unas pésimas nadadoras. No obstante enseñar a tu piedra a hacer la rana sobre la superficie del agua es muy importante. Para hacer esto, lo primero es encontrar un arroyo estrecho, un pequeño estanque o una piscina. NO INTENTES HACER ESTE TRUCO EN UNA MASA GRANDE DE AGUA! Agarra firmemente tu piedra con la mano, dale la orden, ¡RANA!, y lanza tu piedra a través de la superficie del agua. Más veces que no, tu piedra saltará como una rana por encima del agua hasta llegar al otro lado. Si tu mascota no logra llegar a la otra orilla, se hundirá como una piedra. Si esto ocurriese, necesitarás una nueva mascota piedra. :-(

Coger

Para enseñar a tu mascota piedra a COGER, lanza un palo o una pelota todo lo lejos que puedas. A continuación, lanza a tu mascota piedra tan lejos como puedas. Es muy raro, si es que ha pasado alguna vez, que tu piedra vuelva con el objeto, pero así son las cosas con las piedras.

Entrenamiento de ataque

Una piedra es una leal y devota mascota que puede ser entrenada fácilmente para protegerte a ti  y a tu familia. Pobre del ladrón o merodeador que se atreva a entrar en una casa guardada por una mascota piedra, o del atracador que intente acosar al dueño de una mascota piedra.

Hay dos métodos básicos de ataque a enseñar a tu mascota piedra.

Ataque de lejos

Ataque de cerca

Ataque de lejos

En las ocasiones en las que tu adversario se encuentra a cierta distancia (como cuando un abusón te tira arena en la cara cuando estas en la playa y sale corriendo), tu mascota piedra responderá al desafío de forma inmediata y efectiva asegurando que no vuelva a ocurrir jamás. Primero límpiate la arena de los ojos. Luego coge a tu piedra, grita la orden ¡ATACA!, y lanza la piedra hacia el abusón con todas tus fuerzas. Este método de protección es un tiro seguro y los resultados están garantizados, sin embargo es probable que quieras practicar tu puntería antes de intentar esta maniobra.

Ataque de cerca

Si estas siendo amenazado por alguien de cerca siempre usa este método. Es el mejor método de protección personal. El elemento de sorpresa es esencial en este método, y lo hace doblemente efectivo.

Cuando el adversario se aproxime a la distancia de un brazo demandando tu dinero, joyas o tarjetas de crédito sigue estos pasos:

Busca en tu bolsillo o bolso como si fueras a cumplir las demandas del atracador. Saca tu mascota piedra. Grita el comando ¡ATACA! y golpea la cabeza del atracador con la piedra.

Las mascotas piedra realmente disfrutan de este tipo de ataque y en la mayoría de los casos vuelven del ataque en un estado algo excitado.

NOTA:

Los propietarios de mascotas piedras entrenadas para el ataque tienen una responsabilidad con la sociedad para usar sus peligrosas mascotas solamente por motivos de protección y no para instigar o crear problemas de ningún tipo.

En resumen

Como propietario de una mascota piedra tu has asumido una responsabilidad de amar y cuidar a este nuevo miembro de tu familia. Si tu piedra se comporta mal, se paciente. Si te causa problemas, aprende a perdonar. Bajo ninguna circunstancia abandones a tu mascota. El mundo está actualmente abarrotado de piedras no queridas y desechadas, y millones de ellas deben ser destruidas cada año. Estas pobres y desgraciadas piedras encuentran un brutal final en los lechos de las carreteras, como hormigón o de relleno de tierras. No permitas que tu mascota piedra encuentre un prematuro final en un oscuro montón de escombro. Recuerda, si tú cuidas de tu piedra, tu piedra cuidará de ti.

Traducción y adaptación del manual original de Pet Rock de Gary Dahl de 1971.

Comparte y disfruta

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • Email
  • Pinterest

Un pensamiento en “Ya están aqui las mascotas de piedra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *