8 cosas necesarias para los niños

Mucha gente piensa que hay que tener de todo para ser más feliz, y por eso creen que está bien dar a los niños todo lo que quieran o pidan. Pero sinceramente, ¿es esto lo que necesitan los niños?

Creemos que los chavales sólo necesitan unas pocas cosas, y la gran mayoría de ellas no cuestan mucho dinero. Posiblemente cuesten más de tiempo como padres/madres, o de vuestra sensación de seguridad, pero al final, merecen la pena ser pagadas. Nosotros hemos escogido sólo 8:


  • camiseta suciaNecesitan ropa para ensuciarse. Por supuesto que necesitarán ropa elegante para salir con la familia y los amigos, pero también necesitarán un delantal para ayudarte en la cocina. Necesitarán tu ropa antigua y los sombreros que no uses para jugar a los disfraces. Tendrán que tener una camiseta vieja, que no importe si se mancha con los rotus o las témperas, o para jugar a moldear con la arcilla.
  • Necesitan tiempo para estar con la familia, los primos y los amigos. Necesitan jugar en la calle, ir al zoo, a una granja o al centro de la ciudad. Necesitan ir de museos: Al de Ciencias Naturales, al Geo Minero, al de Ciencia y Tecnología, al Prado, o al Thyssen. Ir de excursión al campo. Visitar un pantano o un lago, nadar y andar por el monte. Necesitan mimos, cosquillas y bromas. Necesitan salir con gente de todo tipo, y de edades diferentes. Necesitan a los abuelos o los bisabuelos para pasar tiempo con ellos.
  • Necesitan hacer preguntas. Necesitan que les enseñes a buscar soluciones utilizando un libro o mediante la observación, y no sólo preguntando a Siri, Cortana o Google Now. Necesitan que les digas “No sé, vamos a averiguarlo”, o que les digas “Me alegro de que me hagas esa pregunta tan buena”. Necesitan responder a preguntas tontas, como por ejemplo: “Si fueras un animal, ¿qué animal serías?”, o “Si fueras un color, ¿cuál te gustaría ser?”, o… “Si pudieras pasar una noche en la luna, ¿qué harías?
  • Necesitan explorar. Necesitan conocer sitios nuevos. Trepar a lo mas alto. Necesitan columpiarse, hasta que el columpio se dé la vuelta. Necesitan hacer palanca con un palo y levantar grandes piedras para ver los bichos del campo. Necesitan dominar el miedo para montarse en una bici… o en un caballo. Necesitan estar a su aire durante una parte del día, sin estar las 24h del día bajo tu atenta mirada. Necesitan resolver sus propios conflictos. Necesitan saltar de un trampolín, y correr hasta perder el aliento. Necesitan emprender un negocio, como vender collares o dibujos hechos por ellos. Necesitan gastar su propio dinero, o incluso malgastarlo de vez en cuando. Necesitan dar algo a alguien que no tenga.
  • durmiendoNecesitan descansar. Necesitan irse a la cama a una hora adecuada, para que al día siguiente tengan fuerzas y estén descansados. Necesitan un tiempo en el que no tengan una pantalla delante de sus narices. Necesitan hacer una casa con almohadas. Necesitan ir a pasar una noche bajo las estrellas. Necesitan estar tranquilos, en silencio, para escuchar sus propios pensamientos. Pero también necesitan la oportunidad de poder hacer ruido, tocar la batería, el banjo, la pandereta, y cantar a voz en grito.
  • Necesitan juguetes, que no tengan un objetivo preestablecido, como los clásicos de toda la vida: las construcciones de madera, papel y pinturas, muñecos, pero sobretodo y ante todo, necesitan el valor para utilizar la imaginación y poder jugar con cualquier cosa. Por ejemplo, hojas de árbol como posavasos, un cartón que pueda ser cualquier cosa, hueveras, los tubos del papel plata, etc.
  • Necesitan un sitio seguro y accesible para poder dejar sus colecciones (de piedras, de botones, de hojas del otoño, conchas, sellos, cromos, etc.). Incluso algunos necesitarán un sitio bien grande, porque intentarán coleccionar todo lo coleccionable.
  • familia-leerNecesitan libros. Necesitan de alguien que se los lean. Necesitan leerte un cuento. Necesitan verte leer y disfrutar haciéndolo. Necesitan libros bonitos para admirarlos, y tebeos graciosos para reírse a carcajada limpia. Necesitan rimas para tararear en sus cabezas. Necesitan libros con personajes que se parezcan a su familia, y otros con personajes históricos que les inspiren. Necesitan héroes para emocionarse, y dramas para llorar.

Y así terminamos como empezamos:

Sólo hay unas pocas cosas que los chavales necesitan, y la gran mayoría no cuestan mucho dinero. Posiblemente cuesten más tiempo como padres/madres, o de vuestra sensación de seguridad, pero al final, merecen la pena ser pagadas.

¿Os habéis parado a pensar si el día realmente no tiene más minutos para poder dedicárselos a vuestros hijos?

Comparte y disfruta

  • Facebook
  • Twitter
  • Google Plus
  • Email
  • Pinterest

8 pensamientos en “8 cosas necesarias para los niños

  1. paloma

    Viene genial recordar estas cosas, que con el día a día y las rutinas se van olvidando. No puedo estar más de acuerdo. Me ha encantado!

    Responder
    1. Gonzalo Autor

      Efectivamente Paloma. Cuando estás metido en el trabajo, el colegio, la casa, las tareas, la compra, los amigos (de vez en cuando)… vas queriendo caer en la tentación de lo fácil y darles lo que te pidan para poder tener un poco de tiempo para ti. Pero hay cosas importantes que no puedes perder de vista.
      Me alegro que te haya gustado!

      Responder
  2. Julia

    Me emociono sinceramente con cada post q publicáis, gracias por echarnos esa mano imprescindible q necesitamos las mamas primerizas abrumadas por el cambio de vida, el trabajo, el cansancio, la novedad de toooodo y q necesitamos dejar un poco de lado la “responsabilidad” de educar y ponernos mas a jugar y disfrutar con nuestros hijos…me encanta el blog!! Gracias

    Responder
    1. Gonzalo Autor

      Muchas gracias por tus palabras Julia. Me encanta ver que te gustan nuestros contenidos. Es algo por lo que nosotros hemos pasado, o estamos pasando, y queremos compartir con vosotros.
      La educación es continúa, hagas lo que hagas, ellos te están viendo, y están aprendiendo. Quieras o no, les educas con tu forma de ser, con tu forma de hacer las cosas. Cómo tratas a tus amigos, familiares, compañeros o conocidos es algo que absorben de forma natural sin darse cuenta.

      Y un día, te sorprendes por la reacción que tienen con algo. Te sorprendes porque te ves reflejado en qué y cómo lo han hecho.

      Gracias por leernos,
      Gonzalo

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *